Los países de América Latina más afectados por WannaCry